jueves, 20 de marzo de 2014

OCUPACIÓ DE LES OFICINES D'ENDESA.CONTRA LA POBRESSA ENERGÉTICA.











La misma estrategia, diferente color, otro lema: 'Ni sed, ni frío ni oscuridad'. Más de un centenar de personas ha cambiado este martes el verde convertido en bandera contra los desahucios por el rojo en la ocupación de una oficina comercial de Endesa para denunciar los cortes de luz que sufren cientos de miles de personas en Cataluña víctimas de la "pobreza energética".
La acción, que ha comenzado poco después de las 10.00, ha convertido una de las sedes de la energética en el 608 de la Gran Vía de Barcelona en escenario de la primera movilización activa contra los cortes de luz que sólo en 2012 sufrieron 1,4 millones de personas en todas España, 524.000 de ellas en Cataluña. Son datos que facilita la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) formada por una docena de plataformas sociales, entre las que destaca la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), pionera en este tipo de acciones y que ha logrado, gracias a ellas, detener un millar de desahucios en todo el Estado.
Su portavoz y rostro más conocido, la activista Ada Colau, también ha participado en esta primera gran movilización, la cual ha logrado forzar una reunión con directivos de la compañía eléctrica a quienes la APE ha trasladado sus reivindicaciones. La propia Colau ha confirmado a través de su cuenta en Twitter que la plataforma se reunirá con la directora de Endesa en Cataluña.
Entre otras exigencias, reclaman que se detengan los cortes de luz de todas aquellas familias que no puedan asumir el coste de sus recibos, garantizándoles "un acceso mínimo al servicio para poder vivir con dignidad". Además, reclaman que sea la propia Endesa la que asuma los costes del servicio básico debido a los "obscenos beneficios" que obtiene, según un comunicado de la APE.
Cabe recordar que el Parlament de Catalunya aprobó recientemente una suerte de tregua invernal que retrasaba el pago de facturas de aquellas familias que demostraran ante los servicios sociales su incapacidad para afrontarlas. Sin embargo, según la plataforma contra la pobreza energética, dicha tregua finaliza a finales de este mes, por lo que los afectados no sólo deberán volver a asumir el coste de la luz sino también afrontar el retraso en los pagos de los meses de invierno.

JAVIER OMS. EL MUNDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario